Antes de definir qué es el Branding es necesario entender qué significa el concepto Marca, y ahora verás por qué lo digo.

 

De una forma generalizada te encontrarás con una definición de marca similar a ésta:

“Una marca es un símbolo, nombre o diseño, que tiene como finalidad identificar los bienes o servicios de un vendedor u organización y diferenciarlos de la competencia”.

 

Quizás esta definición era correcta hace unos años, cuando las marcas vendían sólo productos o servicios… Pero el mundo ha evolucionado– no nos cansaremos de decirlo-, el mercado es global y las empresas, así como sus marcas, han tenido que adaptarse a la creciente y feroz competencia y a la repartición de la porción del pastel -oséase el mercado-. En consecuencia, el producto ha dejado de ser el actor principal para dejar paso a la experiencia de uso del usuario.

 

#quieroelPASTELentero

 

Por lo tanto, desde Palcobrand nos hemos propuesto actualizar esta definición – ¡cómo nos gusta definir cosas!- desde la óptica del usuario:

“Una marca es el conjunto de sensaciones, percepciones y experiencias que tiene un usuario a través de su interacción con una organización, sus productos y sus servicios.”

 

Una vez entendemos qué significa Marca podemos atacar el tema que nos ocupa:

¿Qué es el Branding? 

 

qué es el branding

 

Según la AEBRAND, la Asociación Española de Empresas de Branding, la definición de qué es el Branding dice así:

 

Branding es la gestión inteligente, estratégica y creativa de todos aquellos elementos diferenciadores de la identidad de una marca (tangibles o intangibles) y que contribuyen a la construcción de una promesa y una experiencia de marca distintiva, relevante, completa y sostenible en el tiempo.”

 

Creemos que la AEBRAND da en el clavo, ya que define perfectamente cuál es la función del Branding. Aunque si quieres o necesitas una definición más “portátil” y fácil de recordar, puedes utilizar la siguiente:

 

“Branding es la disciplina que vela por que todos los elementos de una marca funcionen de una manera unida y coordinada”.

 

Ahora bien, crear y generar una estrategia de marca de éxito no es tan fácil como encontrar una buena definición que nos ilumine y nos deje claro qué es el Branding. Debemos recordar que la estrategia de branding y la arquitectura de marca influyen directamente en los resultados económicos de una organización o empresa. En algunas ocasiones, conseguirá hacernos destacar por encima del resto y triunfaremos como nadie. En otras, nos hará fracasar estrepitósamente. Y, en el peor de los casos, acabaremos cerrando. Suena un poco radical, pero no hay mayor verdad que la propia realidad.

Pero no te preocupes, no te voy a dejar con este mal sabor de boca. A continuación te propongo una lista de conceptos que quiero que tengas bien claros y definidos para que no te pase nada malo.

 

5 factores determinantes para llevar a cabo una buena estrategia de Branding

qué es una marca

  • Concepto de marca

Es la idea general y más pura. Aquí es dónde nace todo. Dónde nace TU marca. Y es que se trata del punto de partida de cualquier estrategia de branding. ¿Cómo debe ser? Toma nota: único, convincente, atractivo y que permita diferenciarnos de los competidores – recordemos, competidores feroooooces-.

 

  • Identidad de marca

Es el conjunto de elementos escogidos por la marca para ser reconocida (Personalidad de marca). En este punto se tiene en cuenta también la forma en que estos son percibidos e interpretados por las personas con las que tiene contacto (Imagen de marca).

 

  • Conciencia de marca

A través de las acciones de Marketing y Publicidad se persigue un objetivo muy concreto. Es el siguiente: que nuestra marca sea recordada y reconocida por un gran número de personas. Tanto si son clientes como si son nuestro público objetivo, u otros.

 

  • Posicionamiento de marca

Es el espacio que ocupa nuestra marca en la mente de las personas respecto al resto de competidores. Un buen posicionamiento permite que nuestra marca sea la primera opción del cliente a la hora de adquirir un producto o servicio similar al que ofrecemos nosotros. TOP OF MINT. TOOOOP OF MIIINTTT.

 

  • Fidelidad de marca

Potenciando los valores percibidos con el producto, la confianza en la marca y generando una relación honesta con el cliente, podemos conseguir que éste repita su compra y que, además, se transforme en prescriptor de nuestra marca – es decir, que sea nuestro BFF-.

 

¿Te sientes ya preparado para empezar con tu estrategia de Branding? Si todavía tienes dudas, miedos o alguna otra excusa que se te ocurra, haznos un favor- o mejor, hazte un favor- y llámanos. 😉